hache

No son superpoderes… La imagen de su empresa es de todo menos magia.

En la trayectoria empresarial, el cambio o estrategia de innovación da un poco de miedo, ¿porqué?, creemos que dentro de la estructura organizativa hay muchos clichés “impuestos” donde abordar cualquier aspecto “nuevo” para la empresa da un poco de “yuyo”. El carácter conservador y virgencita que me quede como estoy, pesa mucho en las decisiones corporativas.

Unos de los ajustes y tareas más importantes que se enfrenta cualquier empresa, es la de su imagen de empresa/marca, para mostrarse de una manera profesional y atractiva en el mercado. “Vestirse de gala para convencer a los consumidores y colaboradores”. Pero un error muy extendido es dar este paso desde la perspicacia y el nos saber porqué, ni hacia donde dirigirnos.

En muchas ocasiones, los responsables de la decisión de dotar a la imagen de empresa de una categoria suficiente para afrontar nuevos retos y proyectos, buscan en el resultado, que ese nuevo enfoque les lleve directamente a la gloria y a una autopista hacia el éxito. El no tener una imagen de marca solvente y atractiva seguramente les posicionará con desventaja frente a la competencia, por muchas cuestiones. Pero tener una imagen de marca profesional y coherente no necesariamente actua de propulsor hacia la cima, “no solo hay que parecer una empresa solvente y que cuida todos los detalles, sino que hay que serlo en todos los aspectos corporativos”.

La imagen corporativa necesariamente llevará consigo una estrategia de comunicación, donde se quiere llegar, y a quienes queremos hablar. Por que si no se realiza una estrategia global para nuestra marca, posiblemente nos quedaremos en las puertas de algo mucho más interesante y eficaz, en resultados claro está.

La imagen de su empresa no debe ser solo un logo bonito, con un color agradable y una tipografía elegante. Debe ser el resultado de donde y porqué se quiere comunicar lo que somos y nuestros valores, y lo más importante, hacerlo de forma coherente pero también siendo innovador. Debemos recordar que en esto reside como te verán los demás y por consecuente como te valorarán.

Una de las cosas que más oimos en nuestro sector es No confiamos en el diseño gráfico, ya que hace algún tiempo rediseñamos nuestro logo, y seguimos en el mismo sitio, no hemos experimentado ningún revulsivo ni ampliación de negocio”…, o cuando tienes que oir “Esto lo hace mi sobrino de 9 años”…, en fin, solo hay que asomarse a los muchísimos ejemplos de branding corporativo que ha sido todo un éxito confiando en una estrategia profesional y coherente, y los miles de casos de empresas que creen que por cambiar su logo de forma barata y rápida, pueden sentarse a esperar los resultados esperados, por que ya esta todo hecho. Si piensa que una imagen corporativa es cara, espere a comprobar lo que le supone no tenerla.

La imagen de su negocio no tiene superpoderes adheridos innatos, ni el poder hipnótico solo con su visionado…, sino un enorme poder para realizar una estrategia poderosa, actuar y apostar consecuentemente por un cambio en todos los ámbitos de negocio.

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Share on TumblrShare on VKEmail this to someone

Leave a comment